Alicante | Benidorm | Albir | Altea
+34 655325829
info@maec-traduccion.com

Excepciones de concordancia

Ya hemos descrito en las reglas generales cómo deben concordarse las palabras en castellano. Ahora veremos las excepciones de la primera regla general.

Excepciones

1) Cuando los elementos coordinados son infinitivos sustantivados u oraciones subordinadas sustantivas, al ser neutros, es decir, entendidos como un todo, no forman un plural sintáctico. Por tanto, la concordancia con el verbo es en singular. Lo mismo ocurre cuando se coordinan pronombres neutros o un pronombre neutro y una oración subordinada sustantiva.
  • Me gusta gustan cantar y bailar.
  • Me molesta molestan que prometan y no cumplan.
  • Esto y lo otro hizo hicieron que nos enemistásemos.
  • Eso y que me mientas a menudo me fastidia fastidian.

Estos elementos pueden también, al ser unidades referenciales, ser entendidos como una pluralidad, es decir, como un conjunto de cosas diferenciadas, contrastadas o enfrentadas. En estos casos, pueden concordar en plural con el verbo.

  • Esto y lo otro se contradicen. / Esto y lo otro se contradice con… (hay que contrastarlo).
  • Holgazanear y aprender son incompatibles. / Holgazanear y aprender es incompatible con…
  • Que cante y que lo haga bien son cosas diferentes.

Hacen referencia a cada elemento como partes diferentes del conjunto. Se ven enfrentadas y contrastadas.

2) Cuando los sustantivos coordinados son abstractos o incontables a los que se puede aludir como un todo y, o bien no llevan artículo ninguno de los dos, o uno de los dos, la concordancia con el verbo es en singular. Sin embargo, si los dos sustantivos llevan artículo, la concordancia es plural.
    • De su costado manó sangre y agua (conjunto, única realidad). Incontables.
    • Se ha prohibido la compra y venta de armas.
    • El alza y baja de las acciones desconcertó a todos.
    • El flujo y el reflujo de las aguas limpiaban la playa (dos unidades diferentes, plural sintáctico; dos unidades referenciales).
3) Cuando el sujeto, en singular, va seguido inmediatamente por un complemento circunstancial de compañía, puede considerarse un plural sintáctico y, por tanto, el verbo puede ir en plural. Si el complemento circunstancial de compañía va separado del sujeto, la concordancia es en singular.
    • La mujer con el niño fueron / fue atropellados / atropellada en la acera («con» equivale a «y»).
    • La mujer fue atropellada con el niño en la acera.
4) Cuando los sustantivos aparecen coordinados mediante una conjunción disyuntiva o adversativa. Si es disyuntiva “o”, la concordancia puede ser en singular o en plural. En singular, cuando esta conjunción tiene el significado de alternación o exclusión. La concordancia puede ser en singular o en plural cuando la conjunción significa inclusión o indiferencia.
    • Eso te lo dijo dijeron Pedro o Luís. (No se admite plural porque es un sentido excluyente: uno de los dos).
    • Eso mejor te lo dirá / dirán Pedro o Luís.
    • ¿Vendrá Paula o Esther a la fiesta? (Se puede hablar de los dos sentidos: diferencia en la entonación).
    • El proyecto puedes / podéis presentarlo tú o marta.

Cuando los sustantivos van coordinados mediante la conjunción adversativa «sino», el verbo siempre concuerda con el sustantivo más cercano (suele ser el primero, el que va negado, ya que en estos casos el verbo precede al sujeto).

  • No se oía oían una voz, sino gritos.
  • No vino vinieron Juan, sino tus vecinos. → No vinieron tus vecinos, sino Juan.
5) Cuando los sustantivos coordinados se posponen (van detrás) al verbo, el verbo puede ir en singular, concordando con el sustantivo más cercano, o en plural, aunque se prefiere la concordancia en plural.
    • Ya viene / vienen el alcalde y los concejales.
    • Me preocupa / preocupan tu hijo y sus amigos.

Hay un plural sintáctico, por lo que se prefiere la concordancia en plural.

Leave a Reply

en_GBEnglish
es_ESSpanish en_GBEnglish
WhatsApp chat